miércoles, 10 de noviembre de 2010

Origen del Termino Pagano Evolucion de un Vocablo que Identifica a Nuestras Creencias

 A lo largo de la historia, se ha hecho uso y abuso del término "pagano". Su etimología original, es alusiva a lo rural, al campo. "Pagano" proviene de vocablo latino pagus = "aldea", "población campesina" -como el actual: "pago", en español-. Los antiguos romanos -de creencias politeístas-, llamaban a la gente rústica, que no vivía en sus ciudades: "paganus", prácticamente sinónimo de "campesino"

Al ser Roma, un imperio que surgió a partir de una única ciudad estado, sus ciudadanos tenían en poca estima a quienes, aún siendo sus compatriotas, vivían en las zonas no urbanas, rurales o apartadas. Tal es así, que el término en cuestión, además de ser alusivo a una clase social, constituía -como en gran medida ocurre en la actualidad- una adjetivación calificativa y despectiva.
 
   Por lógica, las costumbres, creencias y rutinas de los paganus eran un tanto diferentes de los residentes de la ciudad. La gente de las zonas rurales, no se ceñía a las estructuras religiosas y teológicas definidas por la clase sacerdotal y el poder central. Entre ellos, abundaba el folclore local, así como cultos y creencias pre-romanas. De ahí que, la palabra siempre tuvo cierta connotación o implicancia religiosa. 

 Los romanos, pese a la férrea dominación política y social que mantenían sobre la plebe y las naciones conquistadas, eran extremadamente tolerantes respecto de la libertad de culto. Dentro de las ciudades del Imperio, en especial de Roma misma, el único acto de culto obligatorio era el "sacrificar" a los dioses protectores del Estado -sin importar la propia creencia-. Esta práctica, además de denotar piedad religiosa y subordinación a las tradiciones nacionales, tenía la utilidad adicional de tributar impuestos, ya que había que comprarle a los sacerdotes -es decir, a una rama del "Estado"-, él o los animales para la ofrenda. Quienes no podían o querían llevar a cabo el rito en forma directa, encargaban el acto al clero. 
 
Esta práctica, que desde el s. I d.C. también implicaba sacrificar al en honor del emperador como una forma de culto a su figura -apothéosis-, no era llevada a cabo al pie de la letra por los campesinos. Esto era así, por lo inviable que resultaba el control y ejercicio del culto cuando el lugar no se encontraba urbanizado. A lo anterior, se sumaba al sincretismo, producto de las provincias y las regiones bárbaras, que se abría paso, ya sea por influjo de las guerras o el comercio. Esto generaba la progresiva diferenciación entre el panteón oficial -urbano- de dioses y el de los cultos populares -tanto de las zonas rurales originales como de las provincias anexadas al Imperio-

    Con la conversión del emperador Constantino I al Cristianismo (313 d.C.) y la adopción de esta fe como religión de Estado, el término "pagano" tomó en forma automática una significación religiosa. En primera instancia, porque el cambio "oficial" de un culto por otro, no implicó que nadie se convirtiera en forma inmediata. Pasaron siglos entre ese hecho y la cristianización total del pueblo, no sin persecuciones y represiones mediante...
 
 
En la medida que la iglesia romana adquirió poder, comenzó a utilizar la palabra -de nuevo despectivamente- como designación para los no-cristianos, generalmente de las zonas rurales o alejadas -como referencia a los "campesinos" que resistían el avance de la cristiandad-, donde no era tan fácil someter a todos para que rindieran culto a un único dios. Luego, los reinos cristianos de Europa hicieron lo propio con los habitantes de las zonas periféricas de sus territorios, que siguieron practicando sus creencias ancestrales mucho después que sus monarcas abandonaran a los antiguos dioses. 
    Con el correr de los siglos, "pagano" se convirtió en sinónimo de lo no-cristiano -en especial dentro del léxico eclesiástico-, de lo que no se ceñía a esa religión. Cabe aclarar que desde tiempos muy antiguos, se uso el término "hereje" para las facciones cristianas no ortodoxas o en discordancia con la doctrina oficial, separando así a los "indeseables" internos de los externos. 
 
Está claro que la palabra "pagano", jamás se usó extensivamente para designar a las religiones que creían en un solo dios -monoteístas-. Los romanos pre-cristianos la usaban para designar al campesinado, que desde luego era politeísta y los romanos cristianos llamaban "paganos" a los no-conversos... Si bien el término no aludía, en su forma original, a una tendencia o clase de religión, a la postre sí se convirtió en denominativa de un tipo específico

    De todas formas, se debe aclarar que muchos textos medievales y del Renacimiento, a veces usan el vocablo "pagano" para aludir a los musulmanes. Si ello se toma a la ligera, parecería que "pagano" no equivale a lo ancestral y politeísta. Sin embargo, el aludir a los musulmanes como "paganos" es tardío y relativo a una forma de expresión inculta y popular. El uso del término para con los pueblos islámicos y escasamente hacia los judíos, no constituía otra cosa que una "injuria", entre las muchas usadas por los cristianos cegados por el fanatismo. 
 
Tal uso marginal de la palabra, era similar a como, todavía hoy, algunas personas incultas dicen: "háblame en cristiano" o "... como cualquier hijo de cristiano...". Porque, aunque resulte increíble, no hace tanto tiempo que la gente "cristiana" creía que aquellos que por designio o elección profesaban otras creencias, eran "menos humanos" que ellos mismos. 

 Por lo general, en los textos eruditos de la Iglesia, se encontrará que el término adecuado para los partidarios del Islam era el de infieles -que irónicamente es el mismo que usan los musulmanes para con los cristianos... 
 
Ahora bien, en los tiempos modernos, la mayoría de las personas que usan la palabra "pagano" o "Paganismo" para aludir a sus creencias, no lo hacen solo porque sea una manera correcta de referirse a las religiones ancestrales y politeístas. También, se la utiliza con orgullo, como homenaje a las antiguas tradiciones, que no se extinguieron pese a las masacres, la sangre y el fuego de la historia cristiana. Sin duda, la mayoría que se auto-define como "pagano" o "pagana" está trazando una línea, indicando todo lo que está dentro de su forma de pensar y todo lo queda fuera. Representa una forma de recordar y de reconciliarse con los propios ancestros, que ya sean de Europa, Africa o América -precolombina-, crearon la cultura y la civilización bajo signos y devociones diferentes a las de Cristo y su "cruz". 
 
Para entender la evolución del término y lo que hoy en día significa, debe recordarse que toda palabra tiene una etimología, pero su semántica no siempre permanece correlacionada con la misma. A través del tiempo, la una puede divorciarse de la otra. Esto es particularmente cierto, cuando se trata de denominaciones de sistemas de creencias -religiones, filosofías o tradiciones ocultistas-, pues estos también son dinámicos, no inmutables

    También es preciso recordar, que casi ninguna religión, tomó para sí, desde su comienzo, los nombres que hoy se utilizan para denominarlas. En la mayoría de los casos, estar resultan ser imposturas tardías. En los comienzos del Cristianismo, por ejemplo, no se denominaba como "cristianos" a los seguidores de Jesús. Solo luego de varias décadas y de la migración de estos a tierras foráneas respecto del origen de su fe, los griegos y romanos -paganos- comenzaron a referirse a ellos con ese apelativo, en razón de que la palabra griega equivalente a la hebrea "Mesiaj" (Mesías) es "Christos". 

  Dado que el Paganismo es más un tipo de religión, que una creencia específica, resulta natural que, en rigor, su poder definitorio sea más por contraste y exclusión, que por pautar específica e irrevocablemente una lista de tradiciones o compendio de creencias. Como fueron los cristianos quienes definieron con precisión que "todo lo no bíblico" es pagano, pues que ¡así sea! Paganos somos y usemos ese término con orgullo, aludiendo con ello a lo que no-somos tanto o más que a lo que somos, sentimos y creemos. Es función de la terminología específica, relativa a cada tradición particular, el definir a esto último. 
 
Por todo esto, no cuadra hablar de "paganos monoteístas", porque el monoteísmo ha sido detentado desde siempre por las religiones que han hecho de la aniquilación y destrucción de los cultos ancestrales, una rutina y "deber sagrado". Existe una profunda y casi instintiva brecha entre lo pagano y lo cristiano, entre la pluralidad de dioses y el culto unívoco de la Biblia y el Corán. 

  Puede decirse que en la historia de las religiones paganas han existido "episodios" de monoteísmo -Akhenatón, Heliogabalus, etc...-, pero jamás se sostuvieron o se generó una religión duradera con la premisa de un solo y único dios "verdadero" fuera del tronco de la tradición bíblica -Judaísmo, Cristianismo e Islam-. Por otra parte, estos episodios, siempre estuvieron enmarcados en el interés de un particular líder o grupo elitista, sin antecedentes populares en lo que al culto respecta. 

  En síntesis, en un principio "pagano" era equivalente a "campesino", hoy en día quiere decir mucho más que eso. Paganismo es equivalente a devoción hacia la Madre Tierra y la Naturaleza, así como el culto a lo ancestral y las formas primordiales de la Religión.
____________________________________________________________________________________

N O T A S

  1 En sus comienzos (h. s. VIII a.C.), Roma era solo una aldea. A medida que se fue expandiendo, absorbió dentro de su cultura a los pueblos latinos, sabinos y etruscos -entre otros- y más tarde a las colonia griega de la "Magna Grecia" -al sur de la península itálica-. Pese a que a la postre, todos fueron declarados ciudadanos romanos, los matices culturales se mantuvieron durante varios siglos.  
2 Algo similar a lo que representa un "deber cívico" o "carga pública" en los sistemas jurídicos modernos.  
3 La religión romana distinguía específicamente dos clases de dioses, los di indigetes y los di novensides. Los indigetes eran los dioses nacionales protectores del Estado, de entre los cuales existía una treintena. Los novensides era aquellos que fueron asimilados paulatinamente desde otras culturas, conforme se expandía su civilización por toda la cuenca del Mediterráneo.  
4 Si se trataba de animales grandes, eran llamados "víctimas", mientras que a los pequeños se los denominaba "hostias" (de allí surge el término cristiano, por asociación con el "sacrificio" de Cristo y el ritual de la Eucaristía).  
5 Se le pagaba a los sacerdotes la suma correspondiente y los mismos entregaban un recibo que certificaba que el acto ritual se había consumado. Esta práctica de sacrificio por encargo, fue llevada a cabo por muchos cristianos moderados, durante los primeros siglos de esta religión, para evitar la persecución estatal.  
6 Tal costumbre, fue un detonante para la diferenciación entre los ciudadanos cristianos y paganos, ya que los primeros aborrecían el acto por considerarlo "idolatría". La tradición cristiana de los siglos II y III, vindica a cientos de supuestos mártires ejecutados por negarse a rendir culto al emperador.  
7 El principal perseguidor del Paganismo fue Teodosio I, último emperador del Imperio Romano unificado. Teodosio nació en el año 346 d.C. en Cauca (actual Coca, Segovia), en Hispania, hijo del general romano Flavio Teodosio (también llamado Teodosio el Viejo). Llegó a ser emperador de Oriente entre los años 379-395 y también de Occidente, entre 394-395.
Fue un defensor a ultranza del cristianismo dogmático. Persiguió tanto a "herejías" cristianas -por ejemplo a los arrianos- como a toda práctica pagana. Bajo su mandato fueron cerrados y destruidos los últimos templos dedicados a los dioses en toda Roma -en 385, también el templo de Serapis en Alejandría, lo que marcó el fin virtual del Paganismo como culto público-. En el año 390, masacró a 7000 paganos insurrectos de Tesalónica (Grecia). Murió en Milán, el 17 de enero del 395.  
8 La palabra hereje proviene del provenzal eretge. Deriva del latín tardío haereticu y este del griego hairetikós, que significa: "partidista". A su vez, herejía proviene del griego hairesis, que alude a la "acción de escoger" o también a cualquier "escuela filosófica o religiosa". Como puede verse, hereje sería: "el que piensa por su cuenta" o "el que opta" por una doctrina particular y diferente de la oficial.  
9 Es decir, de lo "opuesto" al pensamiento oficial y supuestamente piadoso, cual era el culto al dios bíblico y la sumisión a todas las doctrinas y dogmas pautados por la Iglesia.  
10 En cierta forma, era igualar a tales religiones con las creencias paganas, lo que para sus fieles representaba un agravio.  
11 De la misma forma que, en el siglo XVIII y XIX, los ingleses y americanos asumían que los negros "no eran del todo humanos" por su diferencia morfológica y su pigmentación; creyendo lícito tratarlos como ganado.  
12 Porque creían en Alláh [Dios] (el dios bíblico) pero no en Cristo y la Iglesia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias Por Comentar Nuestro Trabajo Recuerda Calificarnos Blessed Be )O(