jueves, 21 de abril de 2011

Beltane.....

Históricamente hablando, nos encontramos con que en el glosario irlandés "Cormac", escrito aproximadamente en el año 900 de la era común, que hay indicativos de que algunas prácticas han sobrevivido al cristianismo en Irlanda. Uno de ellos es una celebración de inicios de Mayo llamado Beltane o "fuego de la suerte".


Este festival tiene una connotación netamente agrícola. Se prendían dos hogueras y después hacían que las vacas pasaran en medio de estas dos hogueras para bendecir y darle suerte al ganado en su camino a las nuevas áreas de pastura veraniegas. No sabemos con exactitud que tan vieja sea esta costumbre, pero sabemos que esta costumbre popular sobrevivió en el siglo XIX.


Junto con la movilización del ganado hacia áreas de pastura, las familias supervisaban el nacimiento de las crías de sus animales. Sin duda alguna le "daban la bienvenida" a los pastos verdes y a las bayas que estaban disponibles en esta época, también podían viajar por los caminos, ya que no estaban bloqueados por la nieve o el fango. Esta época pudo haber sido la adecuada para el intercambio comercial.


Actualmente el advenimiento de un clima más cálido y la naturaleza humana, han hecho de esta época algo más que un simple "festival de granjeros". La Wicca ha convertido este festival en una época en la cual dar las gracias por la fertilidad de la tierra y la gente. Flores frescas, semillas y comida son parte del ritual que generalmente se hace en exteriores. En muchos casos, los rituales de Beltane tienen un elemento específico de sexualidad.


Simbólicamente hablando y de acuerdo con la creencia wiccana, Beltane es la época en la que el Dios es joven y despierta su virilidad, desea a la Diosa. Ellos se enamoran, se unen y la Diosa queda embarazada. La energía de la primavera ha alcanzado su punto máximo, los fuegos de Beltane arderán como grandes hogueras que calientan el corazón de los hombres.


Es la segunda celebración mayor del año, es la época del tradicional Palo de Mayo, simbolizando la unión del Dios y la Diosa, es una fiesta de fertilidad. Es la época propicia para las ataduras de manos (handfastings o bodas wiccanas), el amor de pareja reina y los Dioses nos regalan la fertilidad.


Siente el amor de la Madre y enciende los fuegos de Beltane en tu corazón, y llena tu vida de pasión. La semilla se ha plantado y ahora es el tiempo de comenzar a madurar. Dedícale tiempo a las personas que son importantes en tu vida, también dedícale tiempo a tu persona.


La noche del 30 de Abril, en el calendario gregoriano, es el inicio de nuestro "Beltane", fiesta celta.


La palabra Beltane, esta compuesta de dos vocablos; "tane" que puede significar fuego y con la unión de ambas podríamos obtener "buen fuego", "fuego luminoso" o "hermoso fuego". Comienza Beltane, los días lóbregos son un recuerdo de los días pasados. La luz renace en el tiempo de más fuerza y es nuestra tercera festividad, donde el fuego es protagonista.


Nuestra fiesta comienza en la víspera, en el anochecer y se prolonga con el día que son los momentos en los que, según nuestra concepción, empieza el Verano. Comienza Samos, el fin del Invierno celta y comienzo de la mitad lumínica de la Rueda Anual. Es nuestro festival del fuego. El mes del Sauce atraviesa Beltane y le confiere su esencia mágica.


En nuestro ritual previamente hemos apagado todos los fuegos existentes en nuestra tribu o comunidad, como una forma simbólica que representa la ausencia de éste. Al amanecer cuando el alba empiece a despuntar sobre la primera mañana del Verano, encenderemos ritualmente nuestro fuego donde regeneraremos nuestra propia vitalidad espiritual. La hoguera, como hacían nuestros antepasados estará formada por nueve maderas sagradas de nueve árboles diferentes que serán portadas por nueve personas. Cuando queme, obtendremos ascuas para encender otros pequeños fuegos en este amanecer de Beltane, en oposición a Samhain donde los fuegos arden en el crepúsculo.


En estos momentos mágicos, que también nuestros antepasados realizaban pasando tanto ellos como su ganado por entre el humo en un rito de limpieza y purificación, el fuego era y es símbolo divino. Este fuego se encomendaba al patronazgo del Dios Belenos (el brillante). Manifestación, por otra parte del Señor del Verano y asociado con los poderes sanadores del Sol.


Nuestros antepasados también tenían más formas de saludar estos días de celebraciones y participar de la energía sanadora del astro-dios; Una de sus costumbres consistía en levantarse antes de que el sol apareciese, después de una vigilia en los bosques sagrados, donde habían participado en los ritos sexuales de Beltane, iban a alguna colina cercana para observar la salida del sol y bañarse en sus vivificadores rayos. Dicho baño podía tomarse también de una forma más simbólica, bañándose en fuentes sagradas y manantiales en los cuales los rayos sol habían quedado atrapados o bebiendo el agua de estos o de pozos también sagrados, donde la luz solar había quedado retenida. Los druidas aconsejaban que se bebiera el agua de esos manantiales antes de la salida del sol, que se lavaran con el rocío de la mañana y se adornaran con flores. Todo este ritual era para danzar en torno del árbol de mayo, dejándose llevar por la festividad estacional.


El rocío que se recogía en las mañanas de Beltane también se recogía, guardándolo con el fin de utilizarlo en posteriores rituales. El rocío en su concepto mágico era considerado una esencia destilada de la Tierra por medio del fuego (el sol), una alquimia de la naturaleza espiritual de la Madre Tierra, en cuyo seno los manantiales y arroyos representan los órganos femeninos de ella con sus propiedades curativas. La diosa de la Tierra (Madre Tierra), era la esposa del Sol, ambas deidades, donadoras de vida.


Era y es un tiempo de fiesta, alegría, casamientos y magia sexual con lo que se trataba de perpetuar la estación. Nuestros hermanos de espíritu de esas épocas escogían a una "Doncella de la Flor" también denominada "Reina de Mayo", que era la representante simbólica en esta fiesta, de la Diosa en uno de sus triples aspectos de transformación, de virgen a madre.


Quizá una de las tradiciones más incomprendidas de Beltane es la relativa al festejo y expresión del placer sexual. Aún mucho tiempo después de que la forma cristiana de matrimonio (y sus estrictas reglas de monogamia sexual) reemplazaran a las costumbres del "Enlace de Manos", esas reglas monogámicas se relajaban para los ritos de mayo. Se les llamó entonces "matrimonios del verde bosque" (Greenwood Marriages), porque los hombres y las mujeres que pasaban la noche en el bosque y volvían trayendo ramas, flores y guirnaldas para decorar el pueblo en la mañana. Un buen número de jovenes terminaba embarazada a raíz de estos retozos en las montañas, y tales niños fueron llamados "alegremente obtenidos" (merry be- got). Esto fue especialmente condenado por los Puritanos.


Cuando el Verano comienza, el clima se calienta y el mundo de las plantas florece. En viejos tiempos Celtas, gente joven podría pasar toda la noche en los bosques. Otras parejas casadas más maduras podían quitarse los anillos de bodas (y las restricciones que implican) esta sola noche.


Hay muchas formas en las que puedes celebrar Beltane:
  • Tejiendo una guirnalda de flores para adornar tu pelo.
  • ¡Usando ropa verde todo el día (y ninguna cosa en toda la noche!)
  • Colgando frutas y dulces cocidos de árboles y arbustos para el festejo posterior
  • Haciendo un fuego de Beltane: Salta sobre él para limpiarte a ti mismo, o declara tus deseos y deja que el fuego los transporte hacia el cielo.
  • Saltando sobre las plantas de tu jardín.
  • Erigiendo un Palo de mayo; Escoge una cinta brillante del color que simbolice tu deseo, y baila y teje las hebras...
  • Realizando el Gran Rito simbólicamente con tu pareja, en tu jardín, los bosques, o el área ritual de tu casa.
La palabra Beltane viene de "Bel-fire" ó “Bel-tinne”, el fuego del dios celta de la luz: Bel, Beli o Belinua. También puede provenir de “Belotenia”, que significa fuego brillante.


El origen de esta palabra tiene relación con Baal (en hebreo, ba'al, del fenicio ba'al, dueño, señor), que entre los primitivos pueblos semíticos, era el nombre de innumerables dioses locales protectores de la fertilidad de la tierra y de los animales domésticos. Debido a que los diferentes baales no eran concebidos en todas partes de forma idéntica, no pueden ser considerados como variaciones locales de la misma deidad.


En este día, por el contrario que en Samhain, comienza la parte del año en que el Sol empieza a ascender y la luz empieza a dominar sobre la oscuridad. La celebración comienza la víspera, el día 30 de abril. Durante el atardecer de este día se encendían grandes fogatas que eran llamadas "los fuegos de Bel" en lo alto de las montañas. Estos tenían propiedades curativas y se acostumbraba que las brujas saltaran sobre ellos para asegurar protección. El ganado era llevado frecuentemente entre dos de estas fogatas para que fuera bendecido por el fuego, así como para que fuera purificado y limpiarlo de parásitos. También existía la costumbre de caminar alrededor de los límites de la propiedad, reparar cercas y marcas de territorio, danzas de espadas, fiestas, música, bebidas y baños a las doncellas para que no perdieran su belleza juvenil.


Alrededor del 1600 todavía se acostumbraban las bodas en el bosque, en las que las parejas pasaban la noche entera en el bosque, trayendo consigo flores para adornar las villas la mañana siguiente.


IMPORTANCIA MÁGICA Y RELIGIOSA


Su importancia es tal, que junto con Samhain, es una de las dos festividades que divide el año en dos partes complementarias: una de oscuridad y una de luz. En Beltane celebramos la unión del Dios y la Diosa, celebramos al amor en todas sus manifestaciones, la alegría de vivir y de estar juntos. En cuanto al aspecto mágico, esta fecha es ideal para hacer cualquier tipo de trabajo que tenga que ver con cuestiones amorosas y dependiendo de la fase lunar en la que caiga, haremos hechizos para deshacernos de relaciones tormentosas o para encontrar a nuestra pareja ideal, etcétera.


ORIGEN E HISTORIA DE LA FESTIVIDAD


La festividad de Beltane se celebra en numerosos países como un festival de primavera y tiene sus orígenes en celebraciones del Antiguo Egipto y la India. Aquellas tierras que fueron conquistadas por los romanos, asimilaron su propio festival de las flores con el festival romano llamado Floralia. Este se celebraba en Abril, duraba 6 días y terminaba en las calendas de marzo.


Estos juegos fueron instituidos en honor de Flora[1], cuyo culto fue llevado a Roma por Facio, rey de los sabinos, e interrumpido tan solo cuando la intemperie del aire hacía temer la esterilidad, o cuando los libros Sibilinos lo mandaban. Hasta el año 580 de la fundación de Roma no se celebraron estos juegos anualmente, con ocasión de una esterilidad que duró muchos años, y que había sido anunciada por primaveras frías y lluviosas.


El Senado para aplacar a Flora, y obtener abundantes cosechas, mandó que se celebrasen, regularmente a últimos de abril. Se celebraban por lo común de noche con antorchas, en la calle Patricia donde había un vasto circo. Distinguía especialmente por la depravación de las costumbres. No contentos los que concurrían a ellos con los cantos obscenos, se reunían en los mismos las cortesanas desnudas, las cuales danzaban al son de las flautas.


Cuando los romanos se fusionaron con la cultura celta (100 d.C.) su propio festival se combinó con la celebración denominada Beltane, que se celebraba el 1ero de mayo. Los celtas tenían la creencia de que en esta fecha, las hadas estaban especialmente activas.


Para la época medieval, este día se había convertido en la fiesta favorita de las aldeas inglesas. La gente recogía flores para decorar sus casas e iglesias, cantaban villancicos de primavera y a cambio recibían regalos. También se escogían un Rey y una Reina de Mayo. Los aldeanos bailaban alrededor del Palo de Mayo sosteniendo los extremos de los listones que se sostenían arriba, entonces iban bailando y entretejiendo las cintas hasta que el palo quedaba cubierto de colores brillantes. Esta danza se realiza alternando las posiciones entre un hombre y una mujer que van bailando y entrelazando las cintas, de modo, que las dos energías (masculina y femenina) interactúen del mismo modo en el que lo hacen en la naturaleza.


También se creía que el rocío que se recogía la mañana de Beltane, devolvía la juventud.


Otros países europeos tenían sus propias costumbres. En algunos, este día estaba dedicado al cortejo. En Italia, por ejemplo, los chicos le llevaban serenata a sus enamoradas. En Suiza, un pino de mayo se ponía bajo la ventana de una joven.


En Francia, tenía importancia religiosa ya que se consideraba a este mes el consagrado a la Virgen María. Se engalanaba a las jóvenes como reinas de Mayo en sus iglesias y ellas encabezaban las procesiones en honor a la Virgen María.


Los puritanos desaprobaban este día y nunca fue celebrado con tanto entusiasmo en los Estados Unidos, como se hacía en Bretaña. Pero en muchas ciudades y poblados, los niños celebraban este día con cantos y bailes. También recolectaban flores en canastas de papel hechas a mano y las colgaban en las puertas de las casas de amigos y vecinos la mañana de este día. En las fiestas, los niños también seleccionaban a las reinas, bailaban alrededor del Palo de Mayo y cantaban canciones alusivas a este día.


En 1889 se realizó un congreso mundial de los partidos socialistas en París y votaron para apoyar los movimientos que se estaban llevando a cabo en Estados Unidos demandando jornadas de trabajo de ocho horas. Se escogió el 1º. De Mayo como un día a favor de esta causa y es conocido mundialmente como el Día del Trabajo.


En Alemania, también se le conoce como noche de Walpurgis y actualmente en este día se festeja a la santa del mismo nombre[2]. Sin embargo, de acuerdo con una leyenda, las brujas se reunían esta noche y celebraban su sabbat en Brocken, el pico más alto de las montañas Harz. De nuevo nos encontramos con la sustitución de una tradición antigua pagana por una católica asociando una fecha del año relacionada con la brujería a una santa.


[1] Se la representa como una joven ninfa coronada de flores, y teniendo en la mano izquierda un cuerno de la abundancia lleno también de flores. En ocasiones también se la puede ver con una túnica y una capa arremangada por adelante.


[2] Santa Walburga o Santa Walpurgis (c. 710-777), misionera inglesa nacida en Sussex, hermana del misionero san Wunibaldo. Hacia el año 748, san Bonifacio, también misionero benedictino inglés, predicó en Alemania y en el 754 Walburga se convirtió en abadesa de la orden benedictina de Heidenheim.


ORIGEN UNIVERSAL DEL PALO DE MAYO


La celebración del Palo de Mayo forma parte del culto al árbol.
Desde tiempos prehistóricos, el hombre rendía culto a la naturaleza. Para él, el árbol en su bosque o cortado, y conducido a la aldea, o el palo, su desnudo personero, representaría para los atribulados agricultores, saliendo de los crudos inviernos, la primavera misma. Y la primavera venía con el árbol, henchida de fuerza, a vivificar los surcos, los frutales, el ganado, las mujeres; con sus retoños emergía la vida renovada y los hombres querían atraer su misterioso beneficio.
Por eso rondaban a su alrededor; por eso lo adornaban incluso con frutas y con cintas de colores —símbolos del fruto. El culto al árbol era universal en la antigüedad. Los hombres danzaban en círculo con el árbol al centro, hasta en nuestros tiempos, en Africa, como entre los wendas y los gallas, en Europa como en Austria, Suecia, Inglaterra, Alemania, Burdeos, etc. En España, don Nicolás de Lafuerte Arrimadas cuenta que en Barco de Avila los mozos «cortaban el mejor aliso negrillo o chopo; le hincaban en frente de la Casa Ayuntamiento y bailaban ellos y los danzantes acompañados del tamboril». En la América indígena se rendía culto al árbol como puede leerse en los relatos de los cronistas.




ORIGEN INGLES


En su estructura original, el Palo de Mayo es de origen inglés; los juegos, las comidas, las canciones, las dos partes del programa, una para los niños y la otra para los adultos, eran elementos de su configuración. Pero como en la década de 1920-1930, porque el pueblo estaba dejando sus costumbres rurales y asumiendo las urbanas, dejando la vida sencilla por una más compleja y sofisticada, el Palo de Mayo fue simplificado tomando en algunas partes fisonomía ridícula que todavía no le ha dejado, como si fuera una fiesta nacida en los lupanares, que ninguna mujer decente quiere ver ni bailar. El baile actual en algunos lugares es muy lascivo, una especie de parodia del acto de amor, como dijera Borges del tanto, donde la bailarina, bajo los efectos del etílico, ruboriza a cualquiera, con sus gestos frente al palo, que nos hace pensar en los antiguos cultos fálicos en honor a Astarté. La música actual quizá es la misma de ayer, pero en muchos lugares, la letra vernácula ha aguantado alteraciones obscenas. El Palo Mayo, que es una fiesta rural, ya no lo es, debido a las presiones de la vida moderna. Si no se organiza una sociedad para preservar el patrimonio cultural costeño, pronto desaparecerá como en Inglaterra donde dejó de existir a nivel popular a principios del siglo pasado y actualmente es revivido por sociedades folklóricas, o como en Francia donde se practicó por última vez antes de la Revolución hace más de doscientos años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias Por Comentar Nuestro Trabajo Recuerda Calificarnos Blessed Be )O(