jueves, 21 de abril de 2011

LOS HIJOS DE LA NATURALEZA


Desde el tiempo en el que el hombre envolvió su mano en una herramienta, él se preguntó acerca de su existencia. Desde ese momento él adoró a quien lo ayudaba a vivir, la naturaleza. Los sucesos que regían la vida humana hace centenares de años eran muy simples: el movimiento del sol, la luna creciente y menguante, el milagro y misterio del nacimiento y de la muerte, las virtudes de las plantas… Estos "simples" sucesos son un reflejo de la antigua espiritualidad. La vida, un fenómeno milagroso e incomprensible; la existencia que surgía desde el cuerpo de una mujer, la que dio la tierra a las plantas y a los animales, por ende, a la humanidad. Al dar vida la tierra, la mujer y todo lo espiritual de las cosas se vincularon.

Así se ha verificado que los hijos de la naturaleza han sido poco comprendidos por la humanidad y, más específicamente, por la cristiandad y demás religiones paternalistas y monoteístas; ellos son conocidos como Paganos, quienes han existido desde el principio de la humanidad y de todos los tiempos. El paganismo o religión natural, Data su existencia más comprobable desde el año 25.000 a.c. y se estima que fue, ha sido y será la primera religión de la humanidad.

Para una mejor comprensión del tema cabe aclarar los siguientes términos:

La terminación Pagano deriva del latín Paganis = que significa habitante de la ciudad. Campesino o persona del campo.

La palabra Religión deriva del latín Religaren = que significa volver a unir,  Reencontrar.

Pero ¿Qué es realmente el paganismo?

- El paganismo es la Religión o Camino Espiritual que transitan los llamados hijos de la naturaleza, para contactarse con la divinidad a través de la creación. Los paganos son personas que viven de acuerdo con los cambios y siclos de la naturaleza. Los paganos son personas que adaptan su existencia respetando y venerando a la creación, adorando a la divinidad bajo sus dos facetas, adorando al dios y a la diosa. Los paganos creen en la dualidad de la divinidad, piensan que si todo fue creado a imagen y semejanza de ella, esta seria de igual dualidad que la naturaleza, siendo femenina y masculina…

Cabe destacar que tanto la señora como el señor son venerados bajo las imágenes de: doncella, madre y anciana para la gran madre; y joven, consorte y anciano señor, para el gran padre. Ellos son vistos por los paganos como señores de luz y oscuridad, ellos son amantes y crueles al mismo tiempo, son los grandes maestros de la vida, puesto que la naturaleza es así. Por la noche él es el jinete del salvaje viento, el astado señor de las sombras, por el día es el rey de los bosques, morador de las verdes llanuras, es el guardián diurno de la oscuridad. Ella es joven o vieja a voluntad, navega las rasgadas nubes en su barca, es la brillante dama plateada de la media noche, la anciana que entreteje encantamientos en la oscuridad, es la guardiana nocturna de la luz.

Si bien es cierto que son dos, a lo largo de los tiempos la humanidad les ha dado muchos rostros y muchos nombres, ellos han inclusive llenado panteones enteros de sus múltiples nombres, rostros y diversas y únicas cualidades, que han variado de una región del mundo a otra. Como por ejemplo: El panteón celta, para algunas regiones indoeuropeas, el panteón nórdico para los pueblos vikingos, el panteón más conocido, el panteón de los dioses griegos, que posteriormente fue modificado y adoptado por los romanos, el panteón egipcio, el panteón maya, el azteca, el inca, entre muchos otros…

Dicho de otro modo los paganos veneran a la naturaleza y trabajan con ella, ellos son los hijos mas adoradores de la gran madre, o como la llaman los incas, aztecas y mayas, “La Pachamama” los paganos son los guardianes de los grandes conocimientos de la naturaleza, ellos son capaces de hablar con los espíritus de los bosques, ríos, valles, playas, y demás lugares naturales, que aún en esta época donde vendemos y compramos a nuestra madre tierra, permanecen intactos a la destrucción causada por la humanidad. Ellos son capaces de escuchar los lamentos de gaia y buscan crear conciencia en los demás seres humanos para aliviar así el sufrimiento de la gran madre.

Por todo lo anterior dicho podemos decir que los hijos de la naturaleza son criaturas capaces de volverse uno con las divinidades, de ser o dejar de ser, de vivir sin vida, de escuchar al viento, de ver con los ojos del alma y hablar con el corazón. Son capaces de ver al mundo con otros ojos y de amar aun sin jamás sentir odio, ellos son capaces de entender la vida y sus muchos ciclos, comprenden y aceptan que, lo que les sucede en su vida viene por causa y efecto, y no por una mano maquiavélica que maneja los hilos del destinos, ellos son por tanto una de las esencias mas puras de la real espiritualidad y de la real humanidad.

 Fin.

Autor: Cronidas2 )O(



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias Por Comentar Nuestro Trabajo Recuerda Calificarnos Blessed Be )O(